Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll - Red Social Literaria Incoherencias

¡Hola! Durante gran parte de la historia de la literatura las obras donde los niños eran protagonistas eran pocas y estaban incluidas en historias escritas para adultos, por ejemplo, la obra de Charles Dickens; los hermanos Grimm recogieron muchas fábulas germánicas a principios del siglo XIX pero antes de ser adaptadas para niños eran ejemplos de violencia y odio: ¡háganse de cuenta la Biblia! Pero en nuestro compartimiento secreto Goyo y yo tenemos el libro que marcó el antes y el después en la literatura fantástica pensada para niños: Alicia en el país de las maravillas ¿Por qué sigue siendo uno de los libros más leídos de la historia? ¿Fue escrita por un pedófilo? ¿Es una pesadilla o un cuentico bonito? Bienvenidos a El Ojo Nuclear un espacio para lectores biónicos

Cuando leí Alicia en el país de las maravillas, la primera vez hace muchos años, quedé con una sensación de terror, de perturbación; incluso la versión debilucha y edulcorada de Disney me produjo cierto desasosiego Me pareció una pesadilla en la que no tenía de dónde asirme, un mundo de seres delirantes, egoístas Bueno, decía Virginia Wolf que esta obra no es para niños, sino para convertirnos en niños Lo cierto es que Alicia en el país de las maravillas es la obra cumbre del sinsentido, de la ruptura de la lógica, un texto que entrevió al surrealismo y al psicoanálisis que vendrían años después, , algo particularmente inquietante si se tiene en cuenta que su autor, Lewis Carroll, además de diácono anglicano, fotógrafo y poeta, era un brillante profesor de lógica matemática en Oxford Alicia en el país de las maravillas está escrito por Charles Lutwidge Dodgson, más conocido por su pseudónimo, Lewis Carroll; nació en 1832 y murió con el siglo XIX, en 1898; pertenecía a una familia conservadora, de clase media alta inglesa, cuyos miembros generalmente ocupaban cargos en la Iglesia Anglicana o en el ejército Quizás el hecho de que haya compartido su infancia con siete hermanas -aunque también tenía otros tres hermanos- marcó una fascinación frente al mundo infantil femenino

A los 12 años fue apartado del hogar e internado en dos institutos para varones, el último de los cuales fue, ni más ni menos, que una pesadilla Incluso, por sus diarios, se sospecha que era abusado sexualmente Años más tarde escribió que sentía repulsión por el género masculino, pero que amaba, especialmente, el mundo de las niñas En ese ambiente conservador inglés victoriano, rígido e intemperante, creció pues este niño sensible, que tartamudeaba y era zurdo, y quien, precisamente por esas circunstancias, sufrió más de la cuenta Su obra puede ser interpretada como un intento para buscar realidades paralelas y evadir la presente: hay un conocido poema suyo, The Jabberwoky, que debe leerle en el reflejo de un espejo, y el título original de Alicia en el país de las maravillas era Las aventuras subterráneas de Alicia; es más, la cartografía de la historia está repleta de cambios a escala, caminos múltiples y confusión por todos lados

Carroll también era fotógrafo, uno de los padres de la fotografía artística contemporánea, siempre en busca de una belleza idílica que encontraba sobre todo en las niñas, pre púberes o adolescentes, algunas de las cuales fotografió desnudas, y que han suscitaron y suscitarán un debate sobre si era o no pedófilo No hay certeza de ello y defensores y acusadores tienen argumentos en pro y en contra Yo, por mi parte, no tengo elementos suficientes para hacer un juicio, En todo caso, siempre se sospechará de la relación entre él y la niña Alice Liddell En esa niña está la génesis de Alicia en el país de las maravillas Resulta que el decano del Christ Church College de Oxford, donde el escritor trabajaba, era Henry Liddell, padre de Lorina, Edith y Alice, la pequeña que les nombré; según escribió Alice años después, el señor Carroll pasaba tiempo con las pequeñas, contándoles historias y tomándoles fotografías

A veces, junto con la niñera, hacían paseos por el río Támesis hasta un pueblecito cerca de Oxford que se llama Nuneham En uno de esos paseos, para ser precisos el 4 de julio de 1862, la pequeña Alice le pidió a Lewis Carroll que les contara una historia y él, maestro en el arte de contar cuentos, empezó a armar un relato que concluyó, tres años después, con el primer impreso del libro La relación del escritor con los Liddell no terminó bien, y nunca se sabrá el motivo La verdadera Alice Liddell tenía el pelo negro y corto y no hay evidencias de que ella sea el único modelo de la historia; la imagen de la niña protagonista se acerca más a otras pequeñas que Lewis Carroll había fotografiado La historia de este libro es bien conocida: Alicia cae por una madriguera de conejo y se encuentra con un mundo extraño que si bien lo miramos, no está tan distante al que conocemos: lleno de adultos rudos y frustrantes; con espíritus exagerados o deformados; pendientes de normas y horarios incomprensibles; con niños a los que todo el tiempo les dicen que tienen que comer para ser grandes; con dirigentes, en este caso una reina, con un sentido de la justicia furioso y vengativo, y un ejército de seguidores sin cerebro Otro de los elementos más divertido es el lenguaje

Este libro es el gran reto de los traductores, puesto que todo el tiempo está jugando con la lógica del inglés y a veces no es fácil llevar eso a nuestro castellano En todo caso, los juegos con el lenguaje son exquisitos Carroll mismo hizo algunos dibujos para su libro, pero finalmente se decidió por el dibujante John Tenniel para que ilustrara la obra Alicia en el país de las maravillas fue un éxito rotundo y pronto llegó su continuación: Al otro lado del espejo y lo que Alicia encontró allí; un relato aún más siniestro y en el que aparecen algunos personajes del primer libro; también es un reto a la lógica y a las reglas de la vida real De los dos libros hay unas versiones muy bellas

Esta contiene los dos libros y las ilustraciones de Tenniel; en mi compartimiento secreto hay algunas, como esta, ilustrada por Benjamín Lacome, o esta, de editorial Media Vaca, con dibujos de Franciszca Themerson Les recomiendo, pues, leer o releer Alicia en el país de las maravillas, el antecesor de los libros del Tolkien, de la serie Narnia, de C S Lewis o del ya clásico Harry Potter Gracias por suscribirse a El Ojo Nuclear

Activen la campanita para contarles de nuevos videos

0


Suscripción para Escritores

¡Con la suscripción mensual podrás acceder a un contenido exclusivo para escritores!
Y además nos ayudarás a financiar la comunidad

Una inversión con la que ampliar tus horizones y crecer como escritor con nuestros hacks, consejos y secretos para aumentar tu engagement.

Un desarrollo personal libre y sin condicionantes, pues nuestras claves abren las puertas a nuevos paradigmas y ponen en tus manos nuevas herramientas.


Además con tu suscripción recibirás un plan premium en Social Post para programar publicaciones en redes sociales como un profesional del marketing.

¡Lo quiero! ¿Cómo me Suscribo?

Tan solo tienes que realizar el registro siguiente como suscriptor y podrás leer la totalidad de los contenidos, y puedes darte de baja cuando quieras.

¡Aprovecha nuestro lanzamiento Beta con un precio increíble!

Ir a la barra de herramientas