Los mundos de Chloe - Red Social Literaria Incoherencias

Oigo como me llamas según avanzas por el pasillo. La dulzura de tu voz torna a principio de enfado debido a mi silencio, pero es que quiero que todo sea una sorpresa.

Acabo de salir del baño y aún con la toalla liada al cuerpo espero que entres en mi habitación sentada en el filo de mi cama. Espero ansiosa a que abras la puerta con ese ímpetu tan característico tuyo cuando te enojas. Estoy deseosa por verte, por poder besarte, por poder oler ese suave perfume que de manera natural desprende tu suave piel, por acariciar los rizos de tu pelo que ya sabes que es algo que me encanta, te echo de menos y deseo que llegues cuanto antes para poder disfrutar de ti. Los recuerdos de lo que vivimos la pasada noche amándonos como nunca antes habíamos hecho, hace que comience a excitarme. El sabor de tu boca, palpar la humedad de tu entrepierna, oprimir tus senos turgentes y redondeados pellizcando levemente los pezones haciendo que se ericen y endurezcan. La reminiscencia de tu cuerpo pegado al mío dándonos amor y placer hace que mi sexo palpite de deseo y pasión por ti.

Al abrir la puerta preguntas qué hago, qué sucede, por qué no contesto, pero mi mirada de deseo te deja bastante clara mi intención. Como respuesta recibo esa picara sonrisa con la que conseguiste enamorarme desde el primer momento en que te vi. Las dos sabemos lo que queremos y cerrar la puerta tras de ti es la contestación a que ambas deseamos lo mismo.

Me pongo de pie y con un insinuante y leve movimiento de hombros consigo que la toalla que me cubre caiga al suelo ofreciéndote mi cuerpo desnudo. Me acerco a ti y con suma delicadeza agarro tu mano y te guío hasta mi cama. Hago que te tumbes y como a cámara lenta te voy desnudando. Desabrocho tu blusa, esa que sueles ponerte y que te sienta tan bien. Asoman tus pechos que me enloquecen y no puedo evitar las ganas de besarlos, lamerlos y que mi lengua juguetee con tus erectos pezones. Sé que te gusta por el gesto de placer de tu cara, lo que me excita aún más y me provoca más ganas de continuar saboreándolos. Los mojo con mi saliva notando como tu deseo va en aumento.

Sentada a horcajadas sobre tus piernas desabrocho el pantalón. Quiero quitártelo y tú me ayudas a hacerlo elevando ligeramente tus caderas. Te dejo completamente desnuda y me regodeo contemplando tu hermoso cuerpo. Humedeces tus labios con tal sensualidad que provocas que un tremendo latigazo de placer recorra mi cuerpo encendido deseándote más que nunca.

Vuelvo a masajear tus pechos y los cubro de pequeños y rápidos besos abriendo camino hacía tu sexo que ardo en deseo de probar y hacer que explotes en un intenso orgasmo.

La punta de mi lengua es como la punta roma de una flecha que va directa a saborear el sabor de tu flujo, lamer el dulzor de tu sexo deteniéndome todo el tiempo del mundo en producirte el máximo placer tocando con mi lengua tu clítoris. Sé que lo que estoy haciendo te gusta por los gemidos que salen de tu garganta y no puedes ni quieres controlar. Tu espalda se arquea por el placer de notar mi lengua dentro de tu sexo recorriendo de arriba abajo tu empapado tajo. Me separo un poco para poder ver bien como introduzco mis dedos en tu vagina. Me resulta muy fácil gracias a tu humedad. Entro una y otra vez en ti. A cada movimiento el gozo y el deleite nos inunda. La excitación es máxima. Me pides que siga, que continúe con el meneo, gimes, suspiras, la habitación se llena de hechizo, de magia, de placer. Comienzo a sentir que el calor se va acumulando sobre mi sexo. Quiero explotar de gozo y hacerlo en el mismo momento que tú lo hagas, por lo que al mismo tiempo que continuo entrando en ti me giro ofreciéndote mi sexo, colocándome sobre ti para que tú hagas lo mismo conmigo. El momento está llegando, el movimiento a cada segundo que pasa es cada vez más rápido, el gozo me inunda, el placer te envuelve. Ya no puedo más, tú no puedes soportarlo por más tiempo y un inmenso, titánico y placentero orgasmo me recorre todo el cuerpo, cierro los ojos para poder sentir aún más profundo esa satisfacción que ahora mismo siento. Noto como si flotase, como si el cuerpo no me perteneciese, estoy completamente enamorada de ti, te quiero, te deseo y nada me gustaría más que poder tenerte siempre a mi lado y hacerte sentir como ahora, hacer que miles de orgasmos llenen tu hermoso cuerpo…

  • ¿Se puede saber qué te pasa? ¡Chloe! ¿Te encuentras bien? pregunta Martina enfadada desde el quicio de mi habitación.

  • ¡Eh! ¡Ah, perdona! ¿Para qué me querías? intento disimular mi actitud.

  • ¿Has terminado ya en el baño? Tengo una cita en media hora y tengo que arreglarme.

  • Sí. Ya he terminado. Perdóname por no decírtelo. Es que…estaba pensando en mis cosas.

  • Tú y tus mundos sentencia alejándose hacía el aseo.

La quiero, la amo como nunca he sido capaz de amar a ninguna otra mujer pero…ella no lo sabe. No he sido capaz de decírselo. Moriría de pena y dolor si por el hecho de contárselo ella me rechazara, si por contarle que estoy enamorada de ella desde el primer momento que vino a casa para compartir piso conmigo dejase de querer ser mi amiga. No he sido capaz de abrirme y contarle mi condición sexual ni a ella ni a nadie. Me da miedo el aislamiento, el rechazo, las burlas, la incomprensión, el repudio. Sufro en silencio y vivo escondida en mi interior donde únicamente soy capaz de dar rienda suelta a mis necesidades, anhelos y pasiones. Martina tiene razón, vivo en mis mundos, el único lugar donde consigo ser feliz siendo yo misma.

Chloe

1+


Suscripción para Escritores

¡Con la suscripción mensual podrás acceder a un contenido exclusivo para escritores!
Y además nos ayudarás a financiar la comunidad

Una inversión con la que ampliar tus horizones y crecer como escritor con nuestros hacks, consejos y secretos para aumentar tu engagement.

Un desarrollo personal libre y sin condicionantes, pues nuestras claves abren las puertas a nuevos paradigmas y ponen en tus manos nuevas herramientas.


Además con tu suscripción recibirás un plan premium en Social Post para programar publicaciones en redes sociales como un profesional del marketing.

¡Lo quiero! ¿Cómo me Suscribo?

Tan solo tienes que realizar el registro siguiente como suscriptor y podrás leer la totalidad de los contenidos, y puedes darte de baja cuando quieras.

¡Aprovecha nuestro lanzamiento Beta con un precio increíble!

Ir a la barra de herramientas